Archivo de la etiqueta: juego

Los 4 pilares de la UNESCO y más

Estándar

 

Hoy me encontré con esta infografía y pensaba todo muy lindo, pero me da la sensación de que falta algo…

Por lo pronto agregaría aprender a aprender con otros, aprender a pensar, soñar a imaginar para crear y recrear… aprender a jugar

¿A ustedes qué les parece que falta?

Por silo quieren leer acá está el artículo completo de Delors en que se basa originalmente la infografía

(http://www.uv.mx/dgda/files/2012/11/CPP-DC-Delors-Los-cuatro-pilares.pdf)

Infografía 4 pilares de la educación UNESCO

Infografía 4 pilares de la educación UNESCO

Diponible en: https://pbs.twimg.com/media/BbbrHy-CcAA4ky_.jpg

 

Babeliando: jugar a la enciclopedia en #escenariostec

Estándar
 
Imagen

Cuando era chica me gustaba jugar a la enciclopedia, ir saltando de página en página con el desconocimiento como única guía. Donde encontraba algo que ignoraba mientras leía, iba y lo buscaba, y de ahí saltaba a otra y otra entrada. Mi tema favorito era la mitología griega, que afortunadamente tiene más personajes y enredos de los que una podría imaginarse.
Hoy juego a la wiki, como no sentirme entonces convocada ante la propuesta de editarla y más si es colaborativamente, contribuir a que ese mundo maravilloso esté ahí para los ojos que quieran mirarlo y no simplemente verlo.

Hablando de miradas podemos retomar la Ley de Linus «Dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios» (Linus Torvalds)
Esta ley viene a ser la garantía de wikipedia, la certeza de que si aunamos esfuerzos y construimos el conocimiento online de modo colaborativo, pensando en colaborativo como una ” participación real” y no aparente.
Sin embargo podríamos decir que  muchos ven, algunos leen, pocos editan… y me vuelvo reiterativa al insistir con que el futuro es de quienes editemos.
Conceptos como nativos e inmigrantes digitales a veces nos hacen perder la perspectiva que tanto una como otra categoría está haciendo referencia a usuarios y invisibiliza la necesidad de dejar de ser usuarios o meros lectores para convertirnos en administradores, programadores, diseñadores, editores, y porqué no reparadores.

La pregunta entonces, volviendo a Linus, es si podemos seguir diferenciando la academia del monasterio o si realmente la academia se vuelve cada día más monástica y la construcción del conocimiento colaborativamente será una propiedad de los que hayan sabido bajarse de las torres y salir al campo

equisku #flashmobtec ?

Estándar

Por mi trabajo actual estoy un poco distanciada del las actividades en campo y me cuesta un poco recordar alguna pregunta interesante puntual, de las que sin duda he recibido muchas, no sólo de estudiantes “formalmente” hablando sino de personas con actitud de aprendizaje. Sin embargo seguramente la mejor pregunta creo que sería simplemente “¿Por qué?” una pregunta que “responde” a muchas respuestas que se dan en las situaciones de enseñanza aprendizaje, pero que muchas veces no se da y vendría bárbaro que tuviera lugar. 

Cuando alguien que está aprendiendo pregunta “¿… y por qué?” deja traslucir por un lado ” que ha picado”, que está enganchad@ aunque sea mínimamente con el tema o algo de lo que se dijo. Por otra parte indica que ha hecho o quiere hacer algún tipo de  reflexión o análisis. Entonces nuestro rol como docentes pasa por aprovechar esa punta del hilo para tirar bien firme, para que es@ pececit@ descubra el “infinito mar del conocimiento” (no sólo nuestra área o disciplina) sea con nuestra guía o cuando pueda/quiera por sí mism@.

Siempre he dicho que una de las etapas más bellas de las persona es la de los porqués. Tengo como desafío personal cuando me encuentro con un/a chic@ que está en ese momento jugar a responder todo lo que pueda al estilo yo no me voy a cansar primero, pero hay que tener el cuidado de que cada respuesta permita abrir nuevos interrogantes, para que quien pregunta nos regale una noche más como a Sheherezade, pero también para que aprenda a preguntarse y a buscar nuevos interrogantes por cuenta propia, porque lo mejor es que las preguntas también son infinitas.

El por qué nos convoca, nos da la palabra y nos brinda anticipadamente el tiempo de escucha, nos da vida, por eso vale la pena estar agradecida.

Imagen

Imagen de Umberto Brunelleschi disponible en: http://www.artophile.com/Artwork/PublicDisplay_Umberto_Brunelleschi_Sheherezade_873_35.htm